jueves, 22 de abril de 2021

Adoración Eucarística para jóvenes (Movimiento Hakuna)

 



Con motivo de la actividad para jóvenes organizada por el movimiento HAKUNA, mañana viernes 23 de abril la misa será a las  20:00h.

Adoración Eucarística para jóvenes (Movimiento Hakuna

  • 20:30h Mesa redonda sobre la película "Vivo"
  • 21:15 a 22:30h Adoración eucarística.

domingo, 18 de abril de 2021

Nombrado Nuevo Arzobispo de Sevilla

 

Excmo. y Rvdmo. Sr. Don José Ángel Saiz Meneses




El día 17 de abril de 2021 se ha dado a conocer que el Santo Padre ha nombrado Arzobispo de Sevilla al Excmo. y Rvdmo. Sr. Don José Ángel Saiz Meneses, hasta ahora Obispo de Terrassa, aceptando la renuncia al gobierno pastoral de la Archidiócesis de Sevilla de Mons. Juan José Asenjo Pelegrina, quien ha sido designado Administrador Apostólico de la misma hasta la toma de posesión del Arzobispo electo.

Pidamos al Espíritu Santo guíe en su ministerio a nuestro nuevo Arzobispo. Lo encomendamos especialmente al Inmaculado Corazón de María en cuyo día este año, 12 de junio, va a tomar posesión. Por su intercesión pedimos también al Señor por Don Juan José, especialmente por su salud, y por nuestro Arzobispo emérito el Cardenal Amigo.

La comunidad parroquial de San Joaquín agradecemos al Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Juan José Asenjo Pelegrina, hasta hoy Arzobispo de Sevilla, dedicación, desvelos, cercanía y cariño que siempre ha manifestado hacia su grey.




Primer saludo del Arzobispo electo a los fieles de Sevilla





Queridos hermanos y hermanas,
La paz del Señor esté con todos vosotros. En estos días de Pascua resuena este saludo del Señor resucitado a sus discípulos. Realmente el Señor ha resucitado y nos colma de gozo, transforma nuestras pobres vidas y las hace entrar en una nueva y definitiva orientación con su amor y misericordia.


Saludo con afecto fraternal al Sr. Arzobispo emérito y Administrador apostólico, D. Juan José Asenjo Pelegrina, así como al Sr. Cardenal Arzobispo emérito, D. Carlos Amigo Vallejo; a los miembros del Colegio de Consultores, del Consejo del Presbiterio, del Cabildo Metropolitano y del Consejo Pastoral Diocesano.


Igualmente quiero hacer llegar mi saludo en este día a los sacerdotes y diáconos que servís esta archidiócesis, a los seminaristas que os formáis en nuestros seminarios, a las monjas de vida contemplativa, a los religiosos y religiosas de vida activa, a los miembros de las sociedades de vida apostólica y de los institutos seculares y a las vírgenes consagradas.


Asimismo, saludo a todo el pueblo fiel que peregrina en esta archidiócesis hispalense, a las familias, a las personas mayores, a los jóvenes y niños, a los que colaboráis en las más diversas tareas pastorales diocesanas, ya sea en la formación y enseñanza, en la preparación de los sacramentos y las celebraciones, o en la intensa acción caritativa y social, así como a los que formáis parte de movimientos, asociaciones, instituciones, hermandades y cofradías. Desde que he tenido conocimiento de mi nombramiento rezo por todos vosotros con el deseo de conoceros pronto e iniciar un camino de fecunda colaboración y sinodalidad.


Quiero hacer llegar al mismo tiempo mi saludo respetuoso a las autoridades civiles, militares, judiciales y universitarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía, de la provincia y la ciudad de Sevilla.


Ha querido el Papa Francisco nombrarme pastor para guiar desde el servicio esta archidiócesis de Sevilla a partir de ahora, en continuidad con el ministerio que han realizado mis venerables predecesores, especialmente D. Juan José Asenjo y el Cardenal D. Carlos Amigo y todos los obispos, arzobispos y cardenales que la han servido a lo largo de la historia. Agradezco al Santo Padre Francisco su confianza y desde aquí manifiesto mi adhesión y mi afecto filial a su persona y ministerio.


Vivo este servicio eclesial como una nueva llamada a la misión que encomienda el Señor a sus apóstoles; una llamada que como todo cristiano recibí en el bautismo al apostolado y la santidad, y que se concretó en el camino de la vocación sacerdotal.


Tengo presente vivamente el pasaje evangélico de la llamada a los apóstoles (cf. Lc 5, 1-11). El Papa San Juan Pablo II, que visitó Sevilla en diferentes ocasiones, propuso este pasaje como el paradigma de la acción de la Iglesia ante los retos del nuevo milenio en su carta apostólica Novo Millenio Ineunte. Esas palabras han quedado grabadas en mi corazón sacerdotal y en mi acción pastoral desde entonces, y conforman mi lema episcopal “Duc in altum”, rema mar adentro.


El Señor también nos invita a nosotros a remar mar adentro en medio de unas aguas no siempre fáciles y, en ocasiones, turbulentas, como las que ahora nos están azotando con la pandemia y la crisis sanitaria, económica y social que ha provocado, cuyas consecuencias se convierten para nosotros en un reto al que tenemos que dar respuesta desde la fe, la esperanza y la caridad. Como Pedro y los demás discípulos, somos conscientes de nuestra pequeñez y de nuestras limitaciones, pero no nos resignamos a quedar paralizados por el miedo, sino que nuestra confianza está puesta, más que nunca, en el Señor, que puede realizar pescas milagrosas también en nuestra época, y que nos asegura su presencia hasta el final de los tiempos (Mt 28, 20).


A esta apasionante tarea evangelizadora he dedicado mi vida en la archidiócesis de Toledo como sacerdote cuando la presidía el cardenal D. Marcelo González; en la archidiócesis de Barcelona, junto al cardenal D. Ricardo María Carles, como sacerdote y obispo auxiliar; y hasta ahora, en la diócesis de Terrassa, diócesis de nueva creación, como su primer obispo. Y a partir de ahora, con todos vosotros, trabajando unidos como una Iglesia que sale al encuentro de la persona, en esta nueva evangelización que proclamó San Juan Pablo II, y cuya estela han continuado el papa Benedicto XVI y ahora nuestro papa Francisco, una Iglesia en salida a las periferias existenciales y geográficas del mundo.


Soy consciente de que vengo a una archidiócesis con una rica historia, con grandes frutos de santidad y de servicio a las personas a lo largo de los siglos. Encomiendo especialmente el ministerio que me dispongo a iniciar entre vosotros a las mártires Santa Justa y Santa Rufina, a los obispos San Leandro y San Isidoro, al beato Marcelo Spínola, a San Fernando rey, y a las santas Sor Ángela de la Cruz y Sor María de la Purísima.


Pongo bajo el manto protector de la Virgen de los Reyes, nuestra Patrona, los anhelos pastorales de todos vosotros y el ministerio apostólico que pronto iniciaré. Que ella, nuestra Madre, nos proteja, nos guíe hacia Aquel que es nuestra verdadera Salud, y nos congregue como comunidad de discípulos en esta nueva hora.


Rezo por todos vosotros y me encomiendo a vuestras oraciones. Que Dios os bendiga.



+ José Ángel Saiz Meneses
Arzobispo electo de Sevilla
y administrador apostólico de Terrassa

sábado, 10 de abril de 2021

Fiesta de la Divina Misericordia 2021

 El primer domingo después de Pascua está consagrado a la Divina Misericordia, devoción que se está  incrementando en nuestra parroquia.





La Fiesta de la Divina Misericordia tiene como fin principal hacer llegar a los corazones de cada persona el siguiente mensaje:

Dios es Misericordioso y nos ama a todos (...) y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia (Diario, 723).


En este mensaje, que Nuestro Señor nos ha hecho llegar por medio de Santa Faustina, se nos pide que tengamos plena confianza en la Misericordia de Dios, y que seamos siempre misericordiosos con el prójimo a través de nuestras palabras, acciones y oraciones... porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil (Diario, 742).


Inspirado por el mensaje de la Divina Misericordia, que Dios le había transmitido a Sor Faustina, San Juan Pablo II escribió la primera encíclica, en la historia de la Iglesia, dedicada a la Divina Misericordia. “Dives in Misericordia”. En ella, anima a los fieles a volver de nuevo la mirada al misterio del amor misericordioso de Dios. Asimismo, introdujo en la Liturgia de la Iglesia, la Fiesta de la Divina Misericordia el primer domingo después de Pascua y finalmente consagró a todo el mundo a la Divina Misericordia, para que en ella la humanidad entera encuentre la salvación y la luz de la esperanza.

En el año 2000 el Papa San Juan Pablo II canonizó a Santa Faustina y durante la ceremonia declaró que cada segundo domingo de Pascua se celebraría en toda la Iglesia el Domingo de la Divina Misericordia.


¡Cuánta necesidad de la misericordia de Dios tiene el mundo de hoy!


La Fiesta de la Misericordia ha salido de mis entrañas, deseo que se celebre solemnemente el primer domingo después de Pascua. La humanidad no conseguirá la paz hasta que no se dirija a la Fuente de Mi misericordia" (Diario, 699)


Más información en:

viernes, 9 de abril de 2021

Día 9 - Novena a la Divida Misericordia

 


DÍA 9 Sábado de la Octava de Pascua

Hoy, tráeme a las almas tibias y sumérgelas en el abismo de Mi misericordia. Estas almas son las que mas dolorosamente hieren Mi Corazón. A causa de las almas tibias, Mi alma experimentó la mas intensa repugnancia en el Huerto de los Olivos. A causa de ellas dije: Padre, aleja de Mi este cáliz, si es Tu voluntad. Para ellas, la última tabla de salvación consiste en recurrir a Mi misericordia.

Jesús piadosísimo, que eres la compasión misma, Te traigo a las almas tibias a la morada de Tu piadosísimo Corazón. Que estas almas heladas que se parecen a cadáveres y Te llenan de gran repugnancia se calienten con el fuego de Tu amor puro. Oh Jesús tan compasivo, ejercita la omnipotencia de Tu misericordia y atráelas al mismo ardor de Tu amor y concédeles el amor santo, porque Tú lo puedes todo.

El fuego y el hielo no pueden estar juntos,
Ya que se apaga el fuego o se derrite el hielo.
Pero Tu misericordia, oh Dios,
Puede socorrer las miserias aún mayores.

Padre eterno, mira con misericordia a las almas tibias que, sin embargo, están acogidas en el piadosísimo Corazón de Jesús. Padre de la misericordia, Te suplico por la amarga Pasión de Tu Hijo y por su agonía de tres horas en la cruz, permite que también ellas glorifiquen el abismo de Tu misericordia….

 LA CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA

jueves, 8 de abril de 2021

Día 8 - Novena a la Divida Misericordia

 



DÍA 8 Viernes de la Octava de Pascua

Hoy tráeme a las almas que están en la cárcel del purgatorio y sumérgelas en el abismo de Mi misericordia. Que los torrentes de Mi sangre refresquen el ardor del purgatorio. Todas estas almas son muy amadas por Mi. Ellas cumplen con el justo castigo que se debe a Mi justicia. Está en tu poder llevarles alivio. Haz uso de todas las indulgencias del Tesoro de Mi Iglesia y ofrécelas en su nombre…. Oh, si conocieras los tormentos que ellas sufren ofrecerías continuamente por ellas las limosnas del espíritu y saldarías las deudas que tienen con Mi justicia. 

Jesús misericordiosísimo, Tu Mismo has dicho que deseas la misericordia; heme aquí que llevo a la morada de Tu muy compasivo Corazón a las almas del purgatorio, almas que Te son muy queridas, pero que deben pagar su culpa adeudada a Tu justicia. Que los torrentes de Sangre y Agua que brotaron de Tu
Corazón, apaguen el fuego del purgatorio para que también allí sea glorificado el poder de Tu misericordia.

Del tremendo ardor del fuego del purgatorio
Se levanta un lamento a Tu misericordia.
Y reciben consuelo, alivio y refrigerio
En el torrente de Sangre y Agua derramado.

Padre eterno, mira con misericordia a las almas que sufren en el purgatorio y que están encerradas en el muy compasivo Corazón de Jesús. Te suplico por la dolorosa Pasión de Jesús, Tu Hijo, y por toda la amargura con la cual su sacratísima alma fue inundada, muestra Tu misericordia a las almas que están bajo Tu justo escrutinio. No las mires sino a través de las heridas de Jesús, Tu amadísimo Hijo, ya que creemos que Tu bondad y Tu compasión no tienen limites.

 LA CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA


DÍA 1 Viernes Santo

DÍA 2 Sábado Santo

DÍA 3 Domingo de Resurrección

DÍA 4 Lunes de la Octava de Pascua

DÍA 5 Martes de la Octava de Pascua

DÍA 6 Miércoles de la Octava de Pascua

DÍA 7 Jueves de la Octava de Pascua

DÍA 9 Sábado de la Octava de Pascua

Domingo de la Divina Misericordia


miércoles, 7 de abril de 2021

Día 7 - Novena a la Divida Misericordia

 


DÍA 7 Jueves de la Octava de Pascua

Hoy, tráeme a las almas que veneran y glorifican Mi misericordia de modo especial y sumérgelas en Mi misericordia. Estas almas son las que mas lamentaron Mi Pasión y penetraron mas profundamente en Mi espíritu. Ellas son un reflejo viviente de Mi Corazón compasivo. Estas almas resplandecerán con un resplandor especial en la vida futura. Ninguna de ellas irá al fuego del infierno. Defenderé de modo especial a cada una en la hora de la muerte.

Jesús misericordiosísimo, cuyo Corazón es el amor mismo, acoge en la morada de Tu compasivísimo Corazón a las almas que veneran y ensalzan de modo particular la grandeza de Tu misericordia. Estas almas son fuertes con el poder de Dios Mismo. En medio de toda clase de aflicciones y adversidades siguen adelante confiadas en Tu misericordia, y unidas a Ti, cargan sobre sus hombros a toda la humanidad. Estas almas no serán juzgadas severamente, sino que Tu misericordia las protegerá en la hora de la muerte.

El alma que ensalza la bondad de su Señor
Es por Él particularmente amada.
Está siempre al lado de la fuente viva
Y saca gracias de la Divina Misericordia.

Padre eterno, mira con misericordia a aquellas almas que glorifican y veneran Tu mayor atributo, es decir, Tu misericordia insondable y que están encerradas en el compasivísimo Corazón de Jesús. Estas almas son un Evangelio viviente, sus manos están llenas de obras de misericordia y sus corazones, desbordantes de gozo, Te cantan, oh Altísimo, un cántico de misericordia. Te suplico, oh Dios, muéstrales Tu misericordia según la esperanza y la confianza que han puesto en Ti. Que se cumpla en ellas la promesa de Jesús quien les dijo: A las almas que veneren esta infinita misericordia Mia, Yo Mismo las defenderé como Mi gloria durante sus vidas y especialmente en la hora de la muerte.


                              LA CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA

DÍA 1 Viernes Santo

DÍA 2 Sábado Santo

DÍA 3 Domingo de Resurrección

DÍA 4 Lunes de la Octava de Pascua

DÍA 5 Martes de la Octava de Pascua

DÍA 6 Miércoles de la Octava de Pascua

DÍA 8 Viernes de la Octava de Pascua

DÍA 9 Sábado de la Octava de Pascua

Domingo de la Divina Misericordia

martes, 6 de abril de 2021

Día 6 - Novena a la Divida Misericordia

 



DÍA 6 Miércoles de la Octava de Pascua


Hoy, tráeme a las almas mansas y humildes y a las almas de los niños pequeños, y sumérgelas en Mi misericordia. Éstas son las almas mas semejantes a Mi Corazón. Ellas Me fortalecieron durante Mi amarga agonía. Las veía como ángeles terrestres que velarían al pie de Mis altares. Sobre ellas derramo torrentes enteros de gracias. Solamente el alma humilde es capaz de recibir Mi gracia; concedo Mi confianza a las almas humildes.

Jesús, tan misericordioso, Tu Mismo has dicho: Aprendan de Mi que soy manso y humilde de corazón. Acoge en la morada de Tu compasivísimo Corazón a las almas mansas y humildes y a las almas de los niños pequeños. Estas almas llevan a todo el cielo al éxtasis y son las preferidas del Padre celestial. Son un ramillete perfumado ante el trono de Dios, de cuyo perfume se deleita Dios Mismo. Estas almas tienen una morada permanente en Tu compasivísimo Corazón y cantan sin cesar un himno de amor y misericordia por la eternidad. 

De verdad el alma humilde y mansa
Ya aquí en la tierra respira el paraíso,
Y del perfume de su humilde corazón
Se deleita el Creador Mismo. 

Padre eterno, mira con misericordia a las almas mansas y humildes y a las almas de los niños pequeños que están encerradas en el muy compasivo Corazón de Jesús. Estas almas son las mas semejantes a Tu Hijo. Su fragancia asciende desde la tierra y alcanza Tu trono. Padre de misericordia y de toda bondad, Te suplico por el amor que tienes por estas almas y el gozo que Te proporcionan, bendice al mundo entero para que todas las almas canten juntas las alabanzas de Tu misericordia por los siglos de los siglos. Amén.


 LA CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA


DÍA 1 Viernes Santo

DÍA 2 Sábado Santo

DÍA 3 Domingo de Resurrección

DÍA 4 Lunes de la Octava de Pascua

DÍA 5 Martes de la Octava de Pascua

DÍA 7 Jueves de la Octava de Pascua

DÍA 8 Viernes de la Octava de Pascua

DÍA 9 Sábado de la Octava de Pascua

Domingo de la Divina Misericordia